Jun 162012
 

Açai corazon

Según los resultados preliminares de un estudio piloto, los smoothies ricos en açaí pueden reducir los niveles de colesterol y mejorar el estado de los factores de riesgo de síndrome metabólico en sujetos con sobrepeso.

Según los resultados publicados en Nutrition Journal, la ingesta diaria de pulpa de açaí en la forma de smoothies se asoció con una reducción en los niveles de azúcar en la sangre y el colesterol total de 5.3 y 10.6% respectivamente.

“Estas reducciones son mayores que las necesarias para un cambio en el estatus de riesgo [para desarrollar diabetes]”, escribieron los investigadores a cargo del médico Jay Udani, director ejecutivo de investigación médica.

El estudio utilizó puré comercial de açaí suministrado por Sambazon Inc., una empresa de California. De acuerdo con el estudio, el producto está pasteurizado y fabricado en una instalación de GMP en Brasil. Sambazon financió el estudio.

Advertencia

“Este fue un estudio piloto abierto, no controlado, diseñado para explorar los efectos potenciales de açaí Sambazon sobre los factores de riesgo de la diabetes y las enfermedades cardiovasculares”, explicó el Dr. Udani y su equipo.

“Los limitantes de este estudio son falta de cegamiento, control con placebo y una muestra pequeña. Este fue un estudio exploratorio, y como los resultados son positivos, se recomiendan más estudios controlados con placebos y una población más grande.”

Superfrutas de Centro y Sudamérica

Las bayas de açaí han formado parte de la dieta básica de las tribus indígenas por largo tiempo. Con la apariencia de una uva morada y el sabor de una baya tropical, se ha mostrado que poseen propiedades antioxidantes gracias a los altos niveles de antocianinas, pigmentos también presentes en el vino tinto.

Actualmente se vende en varios países, incluyendo Nueva Zelanda, Australia, Sudamérica, Japón, Estados Unidos y Medio Oriente.

No es la primera vez que se reporta que el açaí ofrece potenciales beneficios para la salud cardíaca. Recientemente un estudio financiado por el productor y distribuidor MonaVie LLC encontró que el jugo de las bayas podía proveer de beneficios antiinflamatorios que ofrecen protección contra el endurecimiento de las arterias (aterosclerosis).

La investigación, publicada en Aterosclerosis también apoya la posibilidad de que el jugo de açaí pueda ejercer efectos de protección contra el desarrollo de aterosclerosis al inhibir los compuestos proinflamatorios llamados citocinas mediante la regulación de mediadores de la inflamación.

El nuevo estudio buscó evaluar el potencial de la pulpa de fruta de açaí en sujetos con sobrepeso.

El Dr. Udani explicó que el puré de açaí (Sambazon) contiene 6.4 g de ácidos grasos por dosis, 4.5 mg/mL  de compuestos fenólicos y 5.3 g de fibra.

“Parece que esta mezcla alta en fibra y ácidos grasos con compuestos fenólicos es una de las razones de que esta mezcla sea efectiva,” dijo.

Detalles del estudio

El Dr. Udani y sus colaboradores reclutaron a 10 sujetos con sobrepeso y les proveyó una dosis diaria de 200 g de pulpa de açaí. Un mes después, los investigadores analizaron los factores de riesgo del síndrome metabólico, incluyendo los niveles de colesterol, insulina y glucosa, y los niveles sanguíneos de proteína C-reactiva (CRP), un marcador de la inflamación.

El síndrome metabólico (MetS) es una condición caracterizada por obesidad central, hipertensión y metabolismo perturbado de glucosa e insulina. El síndrome se ha vinculado con un aumento de riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular (CVD).

Los resultados mostraron que, en comparación con los niveles al inicio del estudio, la ingesta de açaí se asocia con reducciones significativas en la glucosa, insulina y niveles totales de colesterol. Los niveles de CRP no se vieron afectados, añadieron.

“En este estudio abierto piloto, el consumo de la pulpa de açaí redujo los niveles de marcadores seleccionados de riesgo de enfermedad metabólica en adultos con sobrepeso, indicando que se justifica la realización de estudios posteriores,” concluyeron.

El Dr. Udani confirmó que se están desarrollando más estudios, pero aún no están en proceso.

Fuente: Nutrition Journal

 

 

 

 


Comments

comments

¿Y tú que opinas?