Aug 272014
 

El ejercicio más antiguo del mundo es una buena solución para ti. ¿Quieres saber cuál es? Continua leyendo y si te gusta compártelo por favor.

C A M I N A R

Si, leíste bien. Los expertos en salud de la Universidad de Harvard recomiendan 30 minutos de ejercicio durante 5 días a la semana, para prevenir enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares.

Caminar es una buena forma de cumplir con esta recomendación.

Simplemente caminar alrededor de 30 minutos al día te dará importantes beneficios en tu salud, según las recomendaciones de la OMS, sin embargo, un estudio realizado por la propia OMS muestra que sólo el 55% de la población mundial camina durante la media hora diaria aconsejada.

¿En dónde te encuentras tu?

Caminar es una actividad económica y terapéutica que no precisa de entrenamiento o habilidades especiales, por lo que se integra fácilmente en cualquier estilo de vida. No requieres ir a un gimnasio y hace que cumplas con tu ejercicio del día para mantenerte saludable.

Es muy importante el ser consciente de cómo caminamos, encontrar un buen ritmo y no solo estar paseando, una recomendación importante es fijarnos una meta en tiempo y en kilómetros recorridos.

Son muchos los beneficios del caminar para la salud, aquí te mencionamos solo algunos:

  • Controla tus niveles de azúcar

Caminar mejora la sensibilidad de la insulina, por lo que previene la diabetes tipo II. Un estudio en la Gran Bretaña ha demostrado que el caminar ayuda a que el azúcar vaya a las células, donde se necesita, además de facilitar el control del peso.

  • Mejora tus niveles de colesterol

Caminar con un buen paso mejora tus niveles de colesterol en la sangre, lo cual sin duda disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Durante la caminata el organismo produce la lipoproteína de alta densidad, mejor conocida como el colesterol bueno, la cual se adhiere al colesterol malo y lo lleva lejos de las arterias.

  • Es bueno para el cerebro

El cerebro tiende a reducir su tamaño de manera natural con los años, pero de acuerdo con estudios recientes, caminar por lo menos 10 kilómetros a la semana ayuda a mantener el tamaño del cerebro y proteger la memoria. Asimismo, reduce el riesgo de padecer un derrame cerebral.

  • Disminuye el dolor de espalda

De acuerdo con estudios, las personas que caminan de manera constante han tenido una reducción del 9% con respecto a los dolores de espalda.

  • Protege los huesos

Estudios recientes han demostrado que las mujeres que caminaron de manera constante durante la mediana edad, redujeron el riesgo de sufrir fracturas más adelante, así como disminuir el riesgo de padecer osteoporosis.

  • Caminar nos relaja

 Elimina el estrés, nos mejora el ánimo, combate la depresión y nos llena de fuerzas.

  • Caminar evita la obesidad

Una caminata fuerte y corta, varias veces al día logra tener el mismo efecto que una sesión de gimnasia aeróbica en el mantenimiento del peso corporal, porque equilibra el metabolismo.

  • Mejora tu vida sexual.

Sexo y ejercicio van mano a mano. En un estudio de mujeres entre 45 a 55 años de edad, aquellas que hacían ejercicio, incluyendo caminatas rápidas, reportaron no sólo tener más deseo sexual, sino también mayor satisfacción en la intimidad.

  • Aumenta los niveles de vitamina D

Caminar a la luz del día, incrementa los niveles de vitamina D del cuerpo – un nutriente difícil de obtener a partir de los alimentos, pero que se puede sintetizar a través de la exposición a la luz solar. La vitamina D juega un papel muy importante en muchos aspectos, desde la salud de los huesos hasta la salud del sistema inmunitario. Si bien es cierto que protegerse de los rayos solares es importante, los expertos coinciden en que exponer la piel al sol, con frecuencia pero sin que se queme, ayudará a producir suficiente vitamina D.

  • Aumenta los niveles de energía

Puede parecer una paradoja pero un buen paseo es uno de los mejores energetizantes naturales que tenemos a la disposición. Caminar aumenta la circulación y aumenta el suministro de oxígeno a cada célula del cuerpo, ayudando a que se sienta más alerta y vivo. También libera la rigidez en las articulaciones y alivia la tensión muscular. Los bajones de energía después de la comida se combaten mucho mejor con un paseo en vez de sentados en un escritorio tomando café.

  • Aumenta los niveles de bienestar

La capacidad del ejercicio para mejorar el estado de ánimo es indiscutible. Los estudios han demostrado que el ejercicio regular, de intensidad moderada (como caminar a paso ligero) es tan eficaz como los antidepresivos en los casos de depresión leve a moderada porque libera endorfinas en el torrente sanguíneo, lo que reduce el estrés y la ansiedad. Reunirse con amigos para caminar y hablar también es una excelente manera de desterrar sentimientos de aislamiento y soledad. Para obtener mayores beneficios, camina al aire libre.

Una sugerencia simple;  si estas iniciando establece una ruta de 15 minutos de ida y 15 de regreso. Programa un horario fijo, una rutina en cuanto a distancia, para que poco a poco se convierta en una sana costumbre que te vuelva una persona libre del sedentarismo.

El cuerpo físico se tiene que mover “lo que no se usa se atrofia” disfruta a tu cuerpo, caminar además de disfrutarte a ti mismo, te permite disfrutar el paisaje, a tus amigos, etc.

caminar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments

comments

¿Y tú que opinas?