Feb 252014
 

calle¿Cuántas veces nos hemos detenido a observar los diversos pensamientos que rondan en nuestra mente? De acuerdo a la Fundación Nacional de Ciencia(NSF por sus siglas en inglés), nuestras mentes producen entre 12,000 y 50,000 pensamientos al día. Incluso, algunos científicos se atreven a decir que ese numero es mayor.

Lo alarmante de esta situación no recae en la cantidad de estos pensamientos, sino más bien en la calidad. Lamentablemente, gran parte del dialogo interno de muchas personas consiste en auto-crítica, pensamientos de arrepentimiento sobre hechos pasados, ansiedad por eventos que aún no han sucedido,  culpas por haber o no haber actuado de determinada forma, y preocupaciones excesivas, entre otros pensamientos negativos.

Eliminar pensamientos negativos, más que un evento, es un proceso que requiere de nuestra intención, atención y un poco de esfuerzo. Debemos tomar en cuenta que muchos de estos pensamientos vienen a nosotros de manera inconsciente e inesperada, y la mayor parte de las veces los asimilamos como algo normal. A continuación te presento algunos pasos para cambiar tu diálogo interno a uno más amigable y proactivo:

1. Tomar consciencia del diálogo interno en tu mente. En este paso inicial, te invito a observar el tipo de pensamientos que surgen en tu mente a lo largo del día. ¿Cuáles predominan? ¿Cómo te hacen sentir? Siendo específico, ¿Qué cambiarías en ellos?

2.  Al momento de tener pensamientos en los cuales te juzgas o criticas, cámbialo por uno más empático. ¿Cómo le hablarías a un amigo en un momento de necesidad? Al hablarte a ti mismo de este mismo modo hará que los pensamientos negativos de culpa e ira cambien y permitan una sanación en tu vida.

3. Perdonar tus errores. Pagamos muchas veces por el mismo error al revivirlo una y otra vez, convirtiéndolo en un círculo vicioso. No existe tal cosa como la perfección, y sólo podemos hacer nuestro mejor esfuerzo para que las cosas salgan lo mejor posible.

4. Agradecer. Estudios realizados por el psicólogo Robert Emmons, de la Universidad de California, demuestran como una actitud de gratitud conlleva a una mente más sana. Entre estos, encontramos a un mejor manejo del estrés y a sentirse más feliz y optimista. Agradece por las cosas buenas en tu vida y comienza a ver el cambio!

5. Meditación. Ésta práctica puede hacerse desde la comodidad de tu hogar, hasta en un centro de meditación, brindando múltiples beneficios físicos, emocionales y mentales. Dale una oportunidad y observa cómo cambian los pensamientos de tu día a día.

6. Actúa! Si algo te fastidia constantemente, actúa para darle una solución eficaz. Recuerda, vale más ocuparse que preocuparse.

Cuando te haces amigo del momento presente te sientes como en casa dondequiera que estés. Si no te sientes cómodo en el Ahora, te sentirás incómodo dondequiera que vayas.” Eckhart Tolle

Comments

comments

¿Y tú que opinas?