Feb 132014
 

¿Quieres preparar algo diferente para desayunar? ¿Qué sea rápido, nutritivo y delicioso? ¿Qué te parecen unos veggie tacos o tacos vegetarianos?

Estaba observando mi refrigerador y no tenía mucho tiempo para prepararme algo laborioso para desayunar, entonces me percaté que había unas verduras cocidas de la comida anterior, Ratatouille. ¡Bingo!

Breviario cultural para aquellos que no conocen Ratatouille:  no es el ratoncito de la película de Disney,  sino es un platillo de origen Francés. Lo comían los campesinos quienes no tenían para comprar pan entre otras cosas. Lo único que tenían era lo que habían cosechado en sus tierras. Entonces, inventaron un platillo cociendo varias verduras, entre ellas: jitomate, calabacita, pimientos, ajo, cebolla, berenjena y especias como la mejorana y la albahaca. Resulta ser un platillo esquicito, fácil de preparar y sobre todo nutritivo, reconocido hoy en día en la alta cocina.

Ahora bien, sus verduras cocidas no tiene que ser Ratatouille, lo menciono porque era lo que se había preparado el día anterior. Las verduras las pueden variar según su gusto y preferencia. Pueden ser hongos cocidos, flor de calabaza, espinacas con cebolla, brócoli y coliflor asados, nopalitos etc. ¡Aquí es dónde entra la creatividad!

Ingredientes:

–       Verduras cocidas o asadas al gusto

–        Tortilla de maíz (Recomendamos tortillas Ochoa de venta en el súper de tu preferencia. Son tortillas empaquetadas nixtamalizadas naturalmente y no contienen conservadores ni anti-apelmazantes  i.e. son más naturales, y saben a tortillas hechas a mano)

–       Sal de mar o flor de sal al gusto

–       Aguacate (opcional)

–       Perejil (opcional)

Procedimiento:

Calienta las tortillas en un comal. Calienta tus verduras en un sartén. Una vez calientes,  coloca la tortilla sobre tu plato y encima las verduras. Puedes ponerle sal, el aguacate y el perejil.

Los beneficios de incluir verduras en tu desayuno:

  • Te dan menos antojos durante el día
  • Te mantienen con buen nivel de energía y concentración durante el día
  • Son buena fuente de fibra y minerales. Tu sistema digestivo te lo va a agradecer.
  • Te hacen sentir satisfecho por un periodo amplio, evitando que comas entre comidas.
  • ¿Quieres vientre plano? Las verduras son tu nuevo mejor amigo para el desayuno.

Acuérdate de masticar, comer despacio y disfrutar de tu alimento.  ¡Provechito!images

Comments

comments

¿Y tú que opinas?